Mitos, verdades y cómo prevenir los trastornos de piso pélvico

18.732

Dichas disfunciones afectan a aproximadamente un tercio de la población mundial femenina de más de 40 años. Son un tema tabú y muchas falsas creencias las rondan. Aprende como cuidarte.

 

Un tercio de la población femenina mundial mayor de 40 años padece de trastornos de piso pélvico, los que según el gineco-obstetra especialista en uroginecología y cirugía reconstructiva de Piso Pélvico de la Clínica Tabancura, Erasmo Gonzalez Vigueras, “son un tema tabú para muchas mujeres. Entre estas fallas, se encuentran las relacionadas al soporte de la estructura muscular y ligamentosa ubicada en la parte baja de la pelvis, así como la disfunción urinaria y la disfunción fecal, lo que por cierto es un golpe anímico tremendo que las madres que lo padecen deben sobrellevar a diario”.

De acuerdo con el especialista, el embarazo es uno de los proincipales factores de riesgo de estas disfunciones. “Embarazos mal cuidados o vigilados, la cantidad de partos, embarazos múltiples, partos con una resolución lenta, sin duda afectan las estructuras de piso pélvico, y cuando se dañan ciertas regiones de la zona genital, se puede generar como consecuencia la incontinencia de orina o la incontinencia fecal”, indicó González.

También el gineco-obstetra dijo que otros mitos de los trastornos del piso pélvico apuntan a que un parto normal es más dañino que una cesárea o la idea de que, una mamá que come más, tendrá un hijo más sano. En el primer caso, explicó González, el peso estructrural que se soporta en el embarazo afecta a toda la región, independiente de si el proceso termina en parto normal o cesárea.

Para el segundo caso, el especialista planteó que lo dañino de la idea, es que el sobrepeso provoca más daños sobre el piso pélvico.

““Lo grave de esta idea, es que el sobrepeso provoca más daños sobre el piso pélvico, a lo que hay que agregarle que es factor de riesgo de otras patologías asociadas al embarazo”, señaló el especialista.

Otros factores pueden ser las actividades diarias de las mujeres, el levantar y arrastrar objetos, las patologías bronquiales y la tos, que afectan la fuerza y presión en la zona. También antecedentes genéticos, que en Chile son de un orden de entre 30% a 40%.

El especialista, además entregó algunas recomendaciones para cuidar el piso pélvico, entre ellas, la realización de ejercicios durante los momentos en que éste puede dañarse, como el embarazo, el posparto o la menopausia.

También dijo que se debe cuidar el peso y el estreñimiento con una dieta rica en fibra, realizar ejercicio físico, evitar retener la vejiga por un lapsio prolongado.

González también aconsejó usar los músculos abdominales y pelvianos con intensidad adecuada y mantener una permanente y buena higiene genital.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...