Conoce la amenaza que hay detrás de un dolor de espalda prolongado

28.139

Si bien los lumbagos son comunes, hay algunos que pueden deberse a una enfermedad crónica llamada Espindoartritis. Aprende a reconocer sus síntomas y a saber cuándo debes preocuparte por un dolor lumbar.

 

Aunque el lumbago o dolor lumbar es relativamente común y puede tener como causa problemas mecánicos o degenerativos, algunos pueden tener un origen inflamatorio como la denominada espondiloartritis.

Dicha enfermedad es reumatológica crónica y de carácter inflamatorio autoinmune, es decir, ataca tejidos propios generando inflamación y daño, donde el principal blanco es la columna, hecho que se manifiesta con lumbago y rigidez y, las articulaciones en la pelvis, que se manifiesta como dolor glúteo.

Annelisse Goecke, presidenta de la Sociedad Chilena de Reumatología (Sochire) y jefa de la sección de Reumatología del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, sostuvo que la espondiloartritis es más frecuente en hombres jóvenes, pero que también puede presentarse en mujeres.

En el país es desconocida su prevalencia en la población y la literatura internacional sostiene que la espodilitis anquilosante, se reporta en rangos de entre 0,5% a 1% a 2% en diversas poblaciones.

La presidenta de Sochire, dice que el dolor en la espalda es común por trabajo físico, cansancio, o falta de descanso adecuado, pero que si se da sin explicación evidente, puede estar relacionado con alguna enfermedad”.

Los dolores de espalda que deben generar consulta, son aquellos que se inician antes de los 40 a 45 años, con dolor crónico, persistente por más de tres meses, que generan dolor nocturno o que no se relacionan con levantamiento de peso, malas posiciones o movimientos bruscos. También si el dolor más bien se relaciona con el reposo y por ejemplo, puede interrumpir el sueño.

También se debe consultar en caso de que el lumbago esté relacionado con pérdida de peso sin explicación, fiebre o síntomas de cansacio, fatiga o rigidez prolongada.

“Por el dolor y la inflamación, la espondiloartritis puede producir discapacidad significativa con dificultad de los pacientes para realizar las actividades de la vida diaria. Además, si la enfermedad es más severa y no se controla con el tratamiento puede llevar a que las articulaciones restrinjan o pierdan sus rangos de movimiento debido a que existe calcificación de ligamentos y formación de hueso que une las articulaciones, resultando en rigidez especialmente en la movilidad de la columna y las caderas”, dijo Goecke, quien destacó la importancia de un diagnóstico temprano.

La especialista, además, dijo que las espondiloartritis no están incorporadas ni como enfermedad GES ni como patología con cobertura de fármacos de alto costo en la Ley Ricarte Soto. ““los pacientes que acceden a terapias biológicas son aquellos que pueden pagarlos, ya sea de su bolsillo o por tener coberturas de salud muy buenas. En resumen, pacientes con mayores recursos económicos”, indicó.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...