“The City Arms”, en Gales, no permite la entrada de personas disfrazadas o de grupos celebrando despedidas de soltero. Finalmente se dieron cuenta del error e invitaron a los seminaristas a una ronda de cerveza.

Foto Nota
Un grupo de sacerdotes quería celebrar que dos de ellos se acababan de ordenar en la Catedral San David de Cardiff y fueron a un bar por una cerveza. Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando un camarero los expulsó.

A través del blog de la Archidiócesis de Cardiff, los religiosos contaron que el trabajador les explicó que la norma del pub “The City Arms”, en Gales, era no permitir la entrada de personas disfrazadas o de grupos celebrando despedidas de soltero.

“Al escucharle pensamos que era una broma, hasta que comprendimos que no era el caso, que nos lo estaba diciendo en serio”, dijeron.

“Insistimos en que éramos seminaristas y en que dos de nosotros acababan de ordenarse, pero fue en vano, así que nos dimos la vuelta para marcharnos”, agregaron. Hasta que el responsable del local se dio cuenta del error y los fue a buscar y los invitó a una ronda de cervezas.

La Archidiócesis le mandó un mensaje al bar en tono de humor: “Por favor, tengan en cuenta que buena parte de nuestro clero, incluido el arzobispo de Cardiff, frecuenta su local… ¡así que no vuelvan a expulsar a un sacerdote”.

En tanto, el local dijo que incluirá en su carta algunas cervezas con temáticas religiosas.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE