El gobernante venezolano dijo que al momento del ataque se “dio la voz de alerta” y “en cuestión de minutos” los soldados de los batallones “reaccionaron de inmediato, respondieron con las armas”.

Foto Nota

Dos muertos, un herido y diez detenidos dejó el asalto de hoy a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, de las ciudad de Valencia, en el centro-norte de Venezuela, informó hoy el presidente Nicolás Maduro.

“La metodología de seguridad dio como resultado (…) dos fueron abatidos por el fuego leal a la patria, uno está herido. De estos diez atacantes que quedaron en las instalaciones del Paramacay, nueve son civiles y solo uno es un teniente desertor”, dijo en su programa “Los domingos con Maduro”.

El jefe de Estado venezolano indicó que el teniente ya está capturado y prestando colaboración “activamente”, al igual que otros siete civiles.

Maduro detalló que al momento del ataque se “dio la voz de alerta” y “en cuestión de minutos” los soldados de los batallones “reaccionaron de inmediato, respondieron con las armas” y parte de los atacantes huyeron.

“Dentro del fuerte Paramacay se desarrollaron combates internos con toda la metodología de seguridad de nuestra FANB”, agregó.

En el grupo que huyó se encuentra otro teniente desertor que “está siendo buscado activamente”, dijo Maduro, al señalar que también es protegido de los “terroristas”.

Según Maduro, ya se han abierto “los juicios” correspondientes para los capturados, que están declarando sobre lo ocurrido, y pidió “pena” para todos ellos, que aseguró “no tendrán ningún beneficio”.

El mayor general Jesús Suárez Chourio, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) había informado previamente que durante el asalto un hombre había resultado muerto y otro gravemente herido.

El ataque a la unidad militar fue dado a conocer a través de un vídeo en el que un grupo de unos 20 hombres vestidos de militares portando armas largas acompañan a un portavoz que se identifica como “capitán Juan Caguaripano” y “comandante de la operación David Carabobo”.

Fuentes militares informaron a Efe que aunque la situación está en calma en el fuerte de Carabobo, los rebeldes lograron sustraer 93 fusiles modelo AK-103 y cuatro lanza granadas modelos.

Esta misma fuente indicó que comisiones del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), policía científica y otros cuerpos de seguridad se encuentran realizando “un barrido” o inspección minuciosa en las cercanías del fuerte para intentar capturar a otros insurgentes y localizar el armamento sustraído.

Esta noticia fue leída 13,365 Veces

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE