La madrugada del 3 de octubre el auto que usó un grupo de ladrones que había asaltado una bencinera, impactó a un furgón policial con tal fuerza que murió un carabinero de la 39° comisaría de El Bosque y un delincuente.

El uniformado afectado fue el sargento primero Álex Leal Cisterna, un hombre de 47 años nacido en Loncoche, con 27 años en la institución, quien estaba a un par de meses del retiro y que dejó a una esposa y a su hija de 13 años.

Entre sus compañeros, Leal era conocido por su buena voluntad y mejor humor. Desde carabineros informaron apenas murió que “se destacaba entre los suboficiales antiguos porque le gustaba salir al turno con los carabineros jóvenes para adoctrinarlos y entregarles sus conocimientos que había adquirido en las unidades operativas”.

Un uniformado, colega y amigo del sargento y que compartió con el difunto durante cinco años, contó que Leal fue su guía, además destacó que no se enojaba con nada, que siempre hablaba de su hija Alexia y le gustaba cantar rancheras.

Redes sociales

Su espíritu festivo también fue destacado y en redes sociales hay un registro realizado el 2015 que lo retrata como alguien feliz. En la grabación de 43 segundos aparece cuando era sargento segundo, abordo de un cuartel móvil de la tenencia Nueva España, de La Cisterna.

Se le aprecia bailando el tema “Que tendrá el petiso” de “Ricky Maravilla” para deleite de sus compañeros que disfrutaban de su simpatía y ritmo.

Video

Jorge Uther subió el video al grupo de Facebook “seguidores del humor” sin saber que el protagonista del baile había fallecido en trágicas circunstancias y por eso declaró: “Mi intención al subir el video sólo fue la de compartir la alegría que me dio ver al funcionario bailando tan animadamente, es contagiosa su felicidad y lejos de pretender burlarme de él lo quise mostrar como alguien que puede disfrutar de la música y de la vida”.

La grabación ha sido vista decenas de miles de veces y la gran mayoría de los comentarios son cariñosos.

Viviana Sanhueza manifestó que: “Que bien ver a un carabinero que entregaba alegría a sus compañeros. Que Dios lo tenga al lado de sus ángeles”.

Marcela Castillo opinó que “es genial que mis carabineros tengan momentos de distracción. No todo es trabajo”.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE