Nabila Rifo rehace su vida: “No quiero que me juzguen más”

12.728

La mujer está acompañada de César Barragán, a quien conoce desde que tiene 16 años y fue su pololo. Es él quien la ayuda a hacer las cosas con sus cuatro hijos y también en la casa.

Nabila Rifo respira más tranquila desde que su expareja, Mauricio Ortega, fuera declarado culpable por femicidio frustrado. La mujer de 28 años que fue recientemente visitada por Michelle Bachelet ha ido retomando su vida después del ataque donde le sacaron los ojos el año pasado.

“No tengo tiempo para quedarme sentada, yo tengo que hacerme cargo de mi vida y de mis chicos, porque soy su mamá y por algo estoy viva, por algo Dios quiso que siguiera acá”, recalcó.

Rifo afirmó que hay días buenos y otros malos. Asimismo, dice que la familia de Mauricio aprovecha “todo para tratar de hundirme más”. “Quiero estar tranquila. No quiero que me juzguen más. No sé que más quieren, si ya estoy así”, precisó.

Quien a diario la acompaña es César Barragán. A él lo conoce desde que tiene 16 años y mantuvieron una relación en su juventud. Es él quien la apoya ahora en casa y con sus cuatro hijos que aún están en el colegio, y aunque agradece todo ese respaldo afirma que “tiene miedo de estar sola con alguien”.

En entrevista con el diario La Cuarta, la mujer contó que de a poco ha ido retomando su vida. “Hay días en que me siento impotente y me pongo a llorar. Pero dura poco porque a mí me gusta mantener soplada mi casa y para eso tengo que hacer las cosas, aunque me choque a cada rato con todo”.

Y agregó que muchas veces llora, “hartas veces me pregunto por qué, por qué Mauricio me hizo esto… no se le hace a ni un perro. Yo no entiendo”.

Comentarios

Loading...