Administración de Tohá aseguró que "hay errores" en la denuncia de Alessandri sobre déficit en educación

6.219

Magdalena Atria, ex directora jurídica, y Alejandra Barra, ex secretaria de planificación de la Municipalidad de Santiago, desmintieron que la deuda llegue a $21 mil millones.

Foto Nota
Magdalena Atria, ex directora jurídica, y Alejandra Barra, ex secretaria de planificación de la Municipalidad de Santiago durante la administración de la alcaldesa Carolina Tohá, negaron que el déficit en educación alcance los $21 mil millones, como denunciara el actual edil, Felipe Alessandri.

A través de una carta, las ex funcionarias señalaron que “el déficit existente en la Dirección de Educación fue informado a las nuevas autoridades en el proceso de entrega, otorgando antecedentes detallados de su composición y proponiendo un plan de trabajo con medidas concretas para enfrentarlo. El déficit alcanzaba la cifra de 12.000 millones y no de 21.000 millones como se ha dicho ahora”.

“Durante el año 2016 se trabajó arduamente para dimensionar y enfrentar dicho déficit, de consecuencia, sabemos su composición y características y disentimos de las cifras que se han entregado. Las hemos examinado y en ellas hay errores ostensibles al considerar como déficit cosas que no lo son y al sobreestimar los ítems deficitarios”, precisaron.

Las firmantes aseguran que la deuda en educación no se dio por “malversación de fondos”, sino por tres razones: “deficiencias en el cálculo y el control de las horas docentes; pérdidas de subvención y gastos adicionales provocados por las tomas y paros recurrentes y prolongados; y por dos legislaciones que generaron gastos adicionales que no pudieron solventarse, como la que entrega la facultad a los nuevos directores para nombrar a sus equipos directivos, obligando a indemnizar a los salientes; Y la legislación que reconoció la titularidad de profesores a contrata aplicando retroactivamente las horas que éstos impartían el año anterior. A ello hay que sumar que había un déficit de arrastre en educación, aunque menor”.

Atria y Barria señalaron que “la Municipalidad arrastraba un déficit desde antes de nuestra administración y lo que hicimos fue reducirlo. Para refrescar la memoria, hacemos referencia al déficit de la Corporación de Desarrollo de Santiago por $2.600 millones que debió absorber el Municipio para sanearla, y a los ingresos consignados en el presupuesto 2013 que eran inexistentes y alcanzaban a 5.500 millones de pesos. A ello se suman $2.518 millones de cuentas sin pagar del 2011 que hubo que solventar y no estaban reconocidas en el presupuesto. Sólo por estos conceptos ya tenemos más de 10.000 millones de déficit heredado”.
Source: revo

 

Comentarios

Loading...