Conoce los múltiples y positivos efectos que tiene la lectura para tu cerebro

11.138

Además de la experiencia propia del libro, la lectura tiene múltiples efectos fisiológicos, desde la estimulación sensorial y emocional, hasta mejorar la capacidad de poner atención a otros.

Un buen libro tiene muchísimas más ventajas que la experiencia y la aventura de la historia que narra, que el viaje “emocional” que puede tener el lector. “Fisiológicamente, es una de las actividades más provechosas a nivel cognitivo” dijo la neuróloga de la Clínica Ciudad del Mar, Marianella Hernández.

La profesional destacó que leer es “divertido y fácil. Es una invitación a viajar, aprender y soñar, a alejarnos o acercarnos a la realidad. Independiente del estilo o clasificación, la lectura aporta al bienestar emocional y físico de todos”.

Hernández también explicó las sensaciones fisicas que genera la lectura: “se ha visto en numerosos estudios, que cuando se lee, la mente crea o recuerda objetos que se asemejan a la descripción, o sea, si lees una historia con gran descripción de una escena, se activará la corteza visual de tu cerebro, existiendo similitudes entre percibir y leer en la percepción”.

Además, de acuerdo con la neuróloga, el leer activa regiones cerebrales, como si se despertaran los sentidos: al leer sobre una comida, por ejemplo, se activan las areas sensoriales del gusto y el olfato. También pone en marcha zonas que remiten a las emociones, por es un texto puede despertar tristeza o alegría.

“En cierta forma, por un lado somos conscientes de no vivirlo en primera persona, pero nuestro cerebro responde sin diferenciar entre realidad y ficción. Además, también se activan otras áreas cerebrales según el género que leemos. Por ejemplo, la poesía pone en marcha regiones relacionadas con percepción y reconocimiento musical, algo que no sucede con la prosa”. dijo Hernández.

La lectura también presenta entre sus ventajas, el que potencia el pensaimiento secuencial y la vinculación causa efecto. Sobre ese punto Marianella Hernández explicó que “permite ampliar la capacidad de atención de las personas, pues todas las historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final, o sea, una estructura que ayuda a nuestro cerebros a pensar secuencialmente”.

Además, dijo la profesional, el leer estimula el nacimiento de nuevas conexiones neuronales, mejora la memoria, fomenta el desarrollo de la imaginación y la creatividad, reduce los niveles de cortisol y estrés y aumenta la empatía.

La lectura, además, permite mantener un cerebro sano y en forma, pues incrementa el flujo sanguíneo en diversas áreas del cerebro, mejora la capacidad de atención y comprensión y mejora el vocabulario, la expresión gramatical y el procesamiento del lenguaje escrito.

“Independiente de la hora del día en que se lea, mantener este hábito es lo esencial” dijo la doctora Hernández, quien además recomendó que al momento de leer, es importante tener un espacio especial para ello, contar con una buena iluminación, tener momentos de desanso y “reconocer cuánto puedes leer según tus condiciones”.

Comentarios

Loading...