Gertrude Mokotoff y Alvin Mann se atrevieron a dar el sí. Ambos viudos, llevaban saliendo ocho años. La novia dijo antes de casarse: “La edad es sólo un número, ¿verdad? Así que no hay que apresurar las cosas”.

Foto Nota
Esta historia es única e inigualable. Dos ancianos de Nueva York decidieron casarse después de haber pasado la barrera de los 90 años sin importar el paso del tiempo. Ella tiene 98 y él 94.

Gertrude Mokotoff y Alvin Mann fueron presentados por un amigo en común hace ocho años en un gimnasio donde aún entrenan dos veces por semana. Ambos son viudos de matrimonios anteriores y tienen siete hijos, 12 nietos y siete bisnietos si se suman los de ambos.

The New York Times relató su historia. “En la primera cita él fue el hombre perfecto, muy caballero”, confesó Gertrude. En tanto él, dijo que desde ese día, hubo algo en ella que lo hizo “querer seguir hablando”.

Y al contrario de los que muchos creería, fue ella quien se atrevió y le pidió matrimonio. “Ya estaba cansado de perseguirlo”, afirmó. De todas maneras, Alvin ya tenía claro que no la dejaría ir, según él mismo confesó.

Se casaron el pasado 5 de agosto en el Ayuntamiento de Middletown, donde intercambiaron sus votos frente a 50 personas, entre amigos, familiares y el alcalde Joseph DeStefano. Al son de “Somewhere Over the Rainbow”, la novia caminó hacia su futuro marido con los ojos llenos de lágrimas.

“Esto es como un regalo de cumpleaños temprano”, dijo ella, pues el próximo 20 de este mes cumpliría los 99. “Así que tengo 99, 98, es sólo un número, ¿verdad? Así que no hay que apresurar las cosas”, sostuvo la novia.

Él que fue marino mercante durante casi toda la vida, dijo que la edad “da igual. Los números no siempre suman lo mismo. La edad no significa nada para mí ni para Gert. No lo vemos como una barrera. Todavía hacemos lo que queremos hacer en la vida”.

Finalmente, el anciano compartió que una de las preguntas más frecuentes que las personas le hacen es sobre cómo se mantienen tan bien a esa edad. “Una parte de ella es la ciencia médica, pero la mayor parte es que vivimos vidas libres de preocupaciones; No dejamos que nada que no podamos controlar nos moleste en lo más mínimo”.

Esta noticia fue leída 14,013 Veces

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE