El máximo tribunal acogió un recurso de protección presentado por Paulina García Cárcamo, quien fue blanco de publicaciones en Facebook y Twitter por parte de la organización por su rol en un caso de violencia intrafamiliar.

Foto Nota
La Corte Suprema ordenó a la ONG “Amor de Papá” a borrar mensajes, que la justicia calificó de “injuriosos”, en contra de la jueza Paulina García Cárcamo, que fueron publicados a través de las redes sociales.

En fallo unánime, la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, Carlos Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y los abogados (i) Álvaro Quintanilla y Rafael Gómez– acogió la acción de protección presentada por García en contra de la ONG, tras establecer que las informaciones publicadas en las plataformas digitales Facebook y Twitter son agraviantes para la recurrente y afectan su derecho a la honra.

En el fallo se estableció que “en cuanto a la calificación o apreciación de las expresiones vertidas en contra de la recurrente en las redes sociales pertenecientes a la agrupación “Amor de Papá”, para determinar si son agraviantes a los derechos constitucionales de la actora, debe tenerse presente que si bien detenta un cargo público, especializado, con poder de decisión, los antecedentes descritos no dan cuenta de haberse adoptado por ésta alguna resolución en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales”.

Los hechos “ocurrieron en el ámbito de su vida privada, ya que ella acompañó a una amiga a efectuar una denuncia de violencia intrafamiliar en contra del marido de ésta última, al que también conocía, ya que todos ellos eran apoderados del mismo colegio al que asisten sus hijos, por lo que no puede afirmarse que en este caso la actora por su cargo deba soportar per sé las críticas negativas por ser connaturales al trabajo y al ejercicio de su judicatura”, agregó el dictamen.

La resolución consignó que “habiéndose establecido como un hecho no controvertido que la actora no ha sido sancionada o amonestada por hechos que configuren intervención judicial, sino que únicamente fue objeto de un llamado de atención por haber develado ante los funcionarios policiales su calidad de juez, no puede sino sostenerse que las publicaciones vertidas en las redes sociales aludidas vulneran su honra, lesionando asimismo su dignidad profesional lo que importa una conculcación de la garantía constitucional del artículo 19 N°4 de la Constitución Política de la Republica”.

“En cuanto a las amenazas y comentarios ofensivos a que las referidas publicaciones han dado lugar, si bien éstas también han sido realizadas por terceros, según se desprende de los antecedentes, es la propia organización la que invita y facilita el acceso a los comentarios, proporcionándoles incluso un correo electrónico en el que cualquier interesado puede tener más información sobre los hechos que expone, instancia en la que se han proferido en contra de la actora una serie de amenazas e imputaciones que son susceptibles de afectar la garantía constitucional del artículo 19 N°1 de la Constitución Política de la República, por lo que la referida organización no puede desligarse de responsabilidad, sin perjuicio que respecto de aquellas afirmaciones o comentarios que puedan constituir un delito deberán ejercerse las acciones penales respectivas”, sentenció el texto.

La Corte Suprema finalmente acogió el recurso de la jueza y estableció cinco días de plazo para que “Amor de Papá” borre las publicaciones en su contra.

Esta noticia fue leída 15,228 Veces

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE