Ruben Aros Oñate, dueño de la empresa Profacis, es el principal sospechoso en una investigación que giró de la eventual vulneración de conversaciones privadas, hacia el eventual delito de estafa.

Foto Nota

De acuerdo con información de La Tercera, la Fiscalía prepara la formalización del dueño de la empresa Profacis, Rubén Aros Oñate, por el caso de instalación de micrófonos en las oficinas de la Sofofa, artefactos que fueron encontrados en las oficinas del entonces presidente de la entidad, Hermann Von Mühlenbroock y del ex vicepresidente y también director de Empresas Carozzi, Juan José Llugany.

Aros Oñate, ex funcionario de Carabineros, fue quien encontró los micrófonos en las oficinas del ex presidente de la Sofofa, es el principal sospechoso de la operación, de acuerdo con un informe que la PDI entregó a la Fiscalía, según sostiene la publicación.

Por ello, de investigar una presunta interceptación de conversaciones privadas, la indagatoria dio un vuelco al eventual delito de estafa.

La formalización incluiría a la pareja de Rubén Aros, quien también estaba presente al momento en que se encontraron los micrófonos y posteriormente declaró en la investigación.

Esta noticia fue leída 9,720 Veces

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En REVO 3.0 CHILE